¿Qué es la “loudness war”?

“Loudness war” es un término en inglés que podríamos traducir como “Guerra del volumen enérgico” y se refiere a una estrategia o técnica de marketing utilizada moderadamente desde finales de la década de los 90, y con más asiduidad desde hace poco tiempo (2006 aprox.) por las discográficas, en la que se eleva el volumen general de la música, en especial para producciones de rock y pop.

Esta compresión del sonido se ha puesto de moda desde que los amantes del bunchin bunchin hacen música y le dicen al técnico de sonido: “Quiero que suene como cuando le pongo el MEGA BASS, pero sin ponérselo”. El efecto es que suena más potente todo el rato. Eso sí, prueba a meterle el MEGA BASS a cualquiera de estos temas y suena a caca de la vaca.

Ejemplos: Espectro de la canción “Can’t cry these tears” de Garbage. Se observa que la discográfica ha aplicado “loudness war” en esta canción.

garbage-cant-cry-these-tears

Sin embargo, en este clásico de Pink Floyd, “In the flesh”, del disco “The wall”, se aprecia la inmaculada calidad sonora en la pista de sonido sin tocar.

pink-floyd-in-the-flesh-from-the-wall

En el proceso de masterización, se edita el volumen de una manera uniforme, equiparando las depresiones y los picos del sonido para que quede un sonido más plano, poniendo incluso en peligro la calidad del sonido en ello (puede producir “hard clipping”). A este proceso se le llama compresión de rango dinámico, y uno de los efectos secundarios que tiene, es que eleva el volumen general de la pista musical, amén de distorsionar la calidad original.

En este vídeo, aunque está en inglés, nos describe visualmente y perfectamente cómo editan una onda de sonido en el proceso de masterización para aumentar el volumen general de sonido con una canción de Paul McCartney de 1989.

Como veis, el resultado difumina la gama y variedad de sonidos como si los ahogara, perdiendo bastante calidad. Podréis ver la diferencia entre los espectros de la onda y lo que recortan y editan. ¿Terrible verdad? (en rojo, el espectro que llega a desaparecer de la canción)

Se dice que leer palabras mayúsculas durante mucho tiempo, crea un grado alto de dificultad para el cerebro en el entendimiento, y esto lo podemos trasladar a la música, donde necesitamos ondas altas, bajas, interrupciones, fluctuaciones, mesetas, colinas o precipicios en lo que escuchamos. No se puede escuchar una cosa intermitentemente alta si lo que buscamos es calidad de sonido.

Se ha creado incluso una lista de “álbumes de la vergüenza” donde podemos ver los “clips” por segundo generados, una manera de contabilizar los errores de esta guerra sonora, aparte de otros datos tomados en cuenta, como los milisegundos perdidos en cada clip:

1 – Black Eyed Peas – Elephunk (54 clips por segundo)
2 – Wheatus – Wheatus (47 clips por segundo)
3 – Sheryl Crow – Cmon cmon (41 clips por segundo)
4 – Jennifer Lopez – JLO (36 clips por segundo)
5 – Madonna – True Blue Remastered ( 43 clips por segundo)
6 – Gorillaz – Gorillaz (25 clips por segundo)
7 – Shakira – Laundry Service (32 clips por segundo)
8 – Macy Gray – On how life is (26 clips por segundo)
9 – The Chemical Brothers – The Golden Path Single (31 clips por segundo)
10 – Eminem – The Marshall Mathers CD1 (26 clips por segundo)
11 – Turin Brakes – Ether Song Bonus Disc (14 clips por segundo)
12 – Eminem – The Marshall Mathers CD2 (26 clips por segundo)
13 – Nelly Furtado – Whoa Nelly Uk Special Edition (13 clips por segundo)
14 – Britney Spears – Baby One More Time (19 clips por segundo)
15 – Ozzy Osbourne – The Essential & Disc 1 (14 clips por segundo)
16 – Vitamin C – Last Nite Uk Cd Single (15 clips por segundo)
17 – Fun Lovin’ Criminals – 100 Colombian (18 clips por segundo)
18 – Garbage – Version 20 (13 clips por segundo)
19 – Elastica – Elastica (13 clips por segundo)
20 – Turin Brakes – Ether Song (6 clips por segundo)

the-blacks-eyed-peas-whats-goin-down
“What’s goin down” de los Black Eyed Peas tiene 36.904 clips.

Contrariamente, existe una lista de los álbumes donde no existe ni un clip, no hay pérdida alguna. La lista es más extensa, pero estos álbumes son los que figuran con cero milisegundos en cero clips de pérdida.

ABBA – ABBA Gold Greatest Hits
AC-DC – Blow Up Your Video
Belinda Carlisle – Heaven On Earth
Candy Dulfer – Saxuality
Dido – No Angel
Elton John – The Very Best Of Elton John Disc 2
Genesis – And Then There Were Three
Happy Mondays – Live
Klf – Last Train To Transcentral
Kylie Minogue – Word Is Out
Perez Prez Prado & His Orchestra – Guaglione
Pet Shop Boys – Disco The Remix Album
Pink Floyd – In London 1966-1967
Roy Orbison – Mystery Girl
Shakespears Sister – Hormonally Yours
Soundtrack – Bill & Teds Excellent Adventure
Squeeze – Babylon And On
The 411 – On My Knees
The Mamas And The Papas – The Best Of The Mama And The Papas 20th Century Masters The Millenium Collection
Voice Of The Beehive – Honey Lingers
Weird Al Yankovic – Off The Deep End
ZZ Top – Eliminator

Aquí tenemos otro ejemplo con la canción “Super trouper” de ABBA. En el vídeo, podemos escuchar dos fragmentos. El primero, es de una moderna reedición, donde se eleva unos 10 decibelios el sonido y encima se aplana el espectro. En la segunda mitad del vídeo, podemos escuchar la canción directamente extraída de un disco compacto editado en los 80. Increiblemente, podemos escuchar los sonidos mucho mejor, por ejemplo, suena la percusión claramente cuando en el primer trozo ni se oía.

Esta “Guerra del sonido” se ha extendido incluso a los anuncios televisivos, donde el volumen total se eleva uniformemente sin variaciones más allá de un rango de 3 decibelios y donde el espectador está expuesto a un volumen excesivo y cerca del límite permitido.

Al parecer, las discográficas piensan o deben haber estudiado que aparentemente la gente queda más contenta cuando los discos suenan fuerte.

loudness-war-compression-diagram

Comparte este artículo

6 comentarios en “¿Qué es la “loudness war”?”

  1. Además, como las canciones contienen menos información digital que las originales, pesan menos, pueden poner algunos temás más en el CD con lo cual todavía lo tienen mejor para vender estos discos con canciones extras.
    Un salu2.

    Responder
  2. Me ha hecho gracia lo de leer las palabras mayúsculas durante mucho tiempo, habrá que andarse con ojo y no leer demasiados comentarios de Hoygans jajaa…

    Responder
  3. La calidad del sonido de la mayoria de cds es penosa. Ya habia oido hablar de esta tecnica. Volumen a tope… como si estuviesemos en una disco.
    Las discograficas se quejan mucho de la pirateria en mp3 pero no hacen nada para mejorar su producto. Mas bien todo lo contrario. Hay muchos mp3 de esos trabajos limpios que suenan mil veces mejor que cds originales de los otros.

    Conclusion para que pagar dinero por un cd original si suena de pena… mejor el mp3 que suena igual de mal pero es gratis.

    Responder
  4. «Además, como las canciones contienen menos información digital que las originales, pesan menos, pueden poner algunos temás más en el CD con lo cual todavía lo tienen mejor para vender estos discos con canciones extras.
    Un salu2.»

    Eso no es cierto. Estamos hablando de una compresión en la dinámica, de recortar los picos de la señal del pasaje sonoro para poder subir el volumen general de la pista. El archivo resultante (.wav o .aiff) pesa exactamente lo mismo que antes de ser comprimido.
    Cualquier cd comercial hoy día se comprime durante el mastering para ganar en volumen.
    Un ejemplo,imagínate que suenan varias canciones y por el medio hay una que no esta comprimida, si no subes el volumen de tu reproductor, radio, lo que sea, e independientemente de la calidad de la música dará sensación de el tema es menos potente.
    por otra parte es cierto que esta técnica mal utilizada puede dar unos resultados horribles.
    y no no tiene nada que ver con la música comercial.
    un saludo!

    Responder

Deja un comentario

5 + diecisiete =