La monja moderna

Una monja sube a un taxi en medio de la noche en Nueva York. El taxista durante todo el camino se le queda mirando por el espejo y cuando ella se da cuenta le pregunta:

– Hijo… ¿qué es lo que ves?

– Perdón madre, me da mucha vergüenza decírselo. Bueno, es que toda mi vida he tenido una fantasía de tener sexo con una monja…

– Pues… no lo sé, en primer lugar tendrías que ser católico y ademas tendrías que ser soltero.

A lo que el taxista responde emocionado:

– ¡Sí yo soy católico y soltero!

La monja se queda sin argumentos y acepta la propuesta del taxista. Este se mete en un callejón y la monja le cumple su deseo, pero con la condición de que sea anal, para de esa manera no perder la virginidad. Cuando han terminado el taxista empieza a llorar y le pregunta la monja:

– Hijo, ¿qué te pasa? ¿por qué lloras?

– Perdóneme madre, ¡he pecado! !Soy ateo y estoy casado!

– No te preocupes, yo me llamo Sebastian y voy a una fiesta de Halloween.

chiste-monja

Comparte este artículo

5 comentarios en “La monja moderna”

  1. JAJAJAJAJAAJAJAJA!!
    Con tu permiso lo voy a contar esta noche que tengo una cena con amigos!! Jajajaja! Muy bueno! Pasate por mi blog y mira el chiste del cura granaino, no tiene desperdicio.
    Saludos!

    Responder

Deja un comentario

veinte + 15 =