Girona, un destino turístico a valorar

Girona_riverside_HDR
Photo by Infernalfox (Author), CC BY-SA 3.0 (Licence)

Existen ciudades que han tenido poca incidencia turística hasta que algún hecho trascendental hace que éstas sean colocadas en el escaparate mundial. Núcleos poblacionales que han estado siempre acostumbrados al turismo local –de carácter mucho más autóctono– que de pronto se ven superadas por la ferocidad del turismo internacional. Uno de los municipios que encajaría perfectamente con esta descripción es Girona, una ciudad que ha destacado siempre a causa de su gran patrimonio histórico -y por su belleza inherente- pero que nunca ha gozado de la popularidad que tiene actualmente.

Existen tres motivos que han impulsado su presencia internacional, tres hechos trascendentales que han marcado la ciudad los últimos años. El primero guarda relación con la gastronomía, y es que Girona dispone de uno de los restaurantes más famosos de mundo: el Celler de Can Roca. Ha conseguido un total de tres estrellas Michelin, y en 2014 y 2015 fue catalogado como el mejor restaurante del mundo por la prestigiosa publicación Restaurant Magazine. En él trabajan los populares hermanos Roca, que también se han hecho famosos por aparecer en varios programas de televisión relacionados con la cultura culinaria.

El segundo hecho que marcó la ciudad fue la grabación de la sexta temporada de la popular serie Juego de Tronos. Los creadores de la ficción eligieron el municipio para registrar varias secuencias de la serie. Destaca sobre todo la presencia imponente de la catedral de Girona, en una de las escenas más importantes de la sexta temporada. Todos los que sois seriéfilos recordaréis «El camino de la vergüenza» y su espectacularidad.


Fuente: Youtube

Y el último hecho que ha popularizado la ciudad a escala internacional ha sido su club de fútbol. El deporte es un escaparate espectacular, y a pesar de que no sea el equipo más fuerte del campeonato -tal y como podemos ver en una página web de apuestas como Betway– su presencia en la Liga ha puesto el nombre de Girona en el mapa.

Montilivi280611
Photo by Jmsolerb (Author), CC BY-SA 4.0 (Licence)

Pero más allá de estos hechos que han popularizado la urbe, hoy queremos realizar un ejercicio inverso: éste implica recomendar los espacios que ya existían en la ciudad y que aún no se han masificado.

El primer lugar recomendable es el Puente de Hierro. Uno de los elementos más interesantes que lo definen es que fue construido por Gustave Eiffel, el famoso ingeniero que también edificó la popularísima torre de París. Desde aquí podremos obtener una vista privilegiada del río que baña Girona, el Oñar.

El segundo espacio espectacular es la iglesia de San Félix, una basílica imponente que destaca por su antigüedad -siglo XII- y por la presencia de varios sarcófagos romanos y paleocristianos. Un tesoro arqueológico que hay que ver y analizar en detalle.

Otro espacio ineludible es el Museo del Cine, conocido también como colección Tomàs Mallol. Se trata de una parada muy recomendable para todas aquellas personas amantes del séptimo arte. Aquí podremos ver muchísimas piezas interesantes, algunas relacionadas con los hermanos Lumière, considerados como los padres del cine. Como un cartel publicitario de 1895 que intenta publicitar el cinematógrafo.

Sin salir del contexto museístico, también destaca el Museo de Arte de Girona. Éste fue fundado en 1967 y se encuentra ubicado en un antiguo palacio muy cercano a la catedral. Podemos apreciar una muestra de arte que guarda relación con la historia de la ciudad, y donde se encuentran representadas piezas de casi todos los periodos artísticos importantes: románico, gótico, renacentista, barroco, realista, modernista y novecentista. Un tesoro material que deslumbrará a todos los amantes de la pintura o del arte. También dispone de una serie de salas dedicadas a elementos muy concretos, como el vidrio o el trato de la cerámica.

Finalmente, queremos hacer énfasis en el Barrio judío de Girona, uno de los mejores conservados de Europa. Fue una de las comunidades judías más importantes de todo occidente. Se han localizado referencias al “Call” desde el año 888, aunque su construcción como tal se inició en el siglo XII.

Girona es una parada obligada para todas las personas que se acerquen a Catalunya, ya que más allá de la ciudad, el entorno que la rodea es un tesoro natural, orográfico y visual.

Comparte este artículo

Deja un comentario

quince + 11 =