Coma menos, cague menos

Esta es una broma que gastan a una mujer neoyorkina a la que llaman, y le empiezan a preguntar cuánto suele ir al baño a hacer aguas mayores, acusándoles que desde su casa, salen demasiados desperdicios de popó por el retrete. La mujer, cómo no, se siente ofendida y la cosa acaba mal.

telefono llamada

Compartir

1 comentario en «Coma menos, cague menos»

Deja un comentario

tres × tres =