El caso de las prestitutas voluntarias que echaban droja en el Colacao

Aquí tenemos el caso de un hombre al que robaron por meter en casa a unas desconocidas, le está bien empleado :D

“En el mes de Mayo, José empezó a recibir asiduamente en su casa la visita de las jóvenes.

– Jose, ábrenos que somos nosotras.

– En cuanto entraron… el saludo… ya amoroso, porque ya era, ya había confianza de antes de otros días… no fue… que tuve que hacer ninguna… ningún “secrificio”… ni de exceso, que se ponían voluntarias, para darles cualquier cosa o a cualquier palabra amorosa.

Entonces… voy a hacer el amor con una… pero que eran voluntarias… no había… no había problema… pero naturalmente yo les pagaba por eso… sin ser una cifra de dinero excesivo eh… yo les pagaba una cosa corriente, normal…

Y era cuando ellas tenían ese interés en ir a cama, porque una quedaba libre así… en complot… pa revolver… buscando dinero.

Me echaron droja en el colacao, y yo noté que durmíera muchas horas, imposible que yo duermo muy pocas horas, nunca duermo más…

Con fotografías de ellas… y habían muchas más fotografías, que estaban en el cajón de la mesilla de noche… muchas más había… porque yo ya tenía fotografías de todas las formas, y en varios sitios.

Todavía de que sepa yo, no fue “enterrogada”… ni apareció… según, los anuncios de la prensa… la primera que apareció, fue la delgadita pelo largo… la segunda, una rubia de 32 años… ya… de pelo largo 26.

Eran “prestitutas” buscando domicilios, para hacer la presbitación (prostitución), pero no por presbitación, sino por robar. Mientras que una, da el placer de presbitación, la otra es cuando anda buscando objetos que le sirvan, dinero mucho mejor.”

Noticia completa.

Me parto con el pardillo este, hasta el grupo Def Con Dos le dedicó una canción: «Que te fagorishen»

Por cierto, ¿qué entenderá él por pagar normal? Aquí abajo vemos a las chicas de cacería, y al lado, el testimonio de la víctima :D

prestitutas a la caza jose tejeiro victima prostitutas

Comparte

1 comentario en “El caso de las prestitutas voluntarias que echaban droja en el Colacao”

  1. Yo vi esta secuencia en un programa que hacia Alfonso Arus, fue una pasada. Creo que el programa se llamaba al ataque, era muy divertido. Yo creo que en la vida me he reido tanto.

    Responder

Deja un comentario