Bermudas. el triángulo maldito

Este rincón del mar, que nunca ha gozado de buena fama, se encuentra en el océano Atlántico occidental, a lo largo de la costa sudeste de Estados Unidos. Ya en 1492 Cristobal Colón mencionó extraños fenómenos, como un relámpago ardiente engullido por el mar, insólito comportamiento de las brújulas, una luz sobre las aguas…

triangulo bermudas

El Triángulo de las Bermudas

Es la porción de mar en la que ha tenido lugar mayor número de incidentes inexplicables. Como en el caso del carguero U. S. S. Cyclops (abajo en una foto de 1911), misteriosamente desaparecido en 1918 con 309 personas a bordo en la ruta Barbados-Norfolk. Nunca se ha encontrado objeto de ningún tipo que flotara en el mar y que perteneciese al Cyclops.

uss cyclops

Las desapariciones se hacen oficiales

La primera desaparición tuvo lugar en 1840, cuando el velero francés Rosalíe fue encontrado a la deriva sin tripulación. No pudo ser fruto de los piratas porque el cargamento estaba intacto. Las desgracias, todas rodeadas de misterio, se sucedieron durante años. En 1921 se encontró un navio, también abandonado literalmente. En la cocina se encontró preparada una comida que ni siquiera había sido degustada y la carga estaba intacta. A bordo, las únicas criaturas con vida eran dos gatos, mudos testigos de! misterio.

Pero uno de los casos más impactantes tuvo lugar el 5 de diciembre de 1945, cuando cinco aeroplanos de la Marina de los Estados Unidos emprendieron el vuelo desde la base aeronaval de Fort Lauderdale. El escuadrón desapareció justo después de que el comandante transmitiese el siguiente mensaje: «no sabemos dónde está el oeste… todo es extraño… el océano no es como debería ser… volamos sobre agua blanca». Después, nada más. Nunca se les encontró.

Abajo, una imagen del caza del 19º escuadrón USA, quizás una de las desapariciones aéreas más famosas. El incidente tuvo lugar el 5 de diciembre de 1945.

escuadron 19 USA desaparicion bermudas

El 30 de junio de 1943 desapareció un cuatrimotor. Ese mismo año desapareció un Douglas DC3, pocos días después, un Tudor. Fue un año maldito, pero con el paso del tiempo tampoco mejoró. El carguero Marine Sulphur Queen desapareció, junto a su tripulación, en febrero de 1963 y, en 1976, le tocó el turno al velero High Flight, que hacía la ruta Miami-Bimini. Estos son solo algunos ejemplos, porque el listado es muy extenso.

Las hipótesis

Pero ¿por qué ese punto del océano Atlántico es tan terriblemente misterioso? Las hipótesis son muchas y variadas. Hay quien sostiene que en estos abismos se encuentran los restos de la Atlántida, los cuales liberan una energía que captura aviones y barcos; hay quien dice que todo es obra de los extraterrestres; y hay quien atribuye las desapariciones a fuertes tormentas electromagnéticas.

triangulo bermudas desapariciones

En cambio, para los amantes de las estadísticas, el Triángulo de las Bermudas es una superficie de mar tan grande que, de media, el número de desgracias sucedidas no es superior en número al de otras muchas zonas similares. Pero, en el caso que nos ocupa, ¿por qué casi nunca se han encontrado los restos?

Según una teoría formulada por los soviéticos en 1978, la causa de las desapariciones habría que buscarla, no tanto en los ciclones frecuentes en la zona, sino en unos vientos muy fuertes que, originados a gran altura, dan lugar a nieblas muy bajas y cerradas; o quizás a infrasonidos oceánicos que, en zonas similares, son frecuentes.

triangulo bermudas misterio

De lo que no cabe duda es de que el Triángulo de las Bermudas, el triángulo maldito, sigue turbando e intimidando a todo aquel que se le acerca. Y, sobre todo, sigue escondiendo -quizás en lo más profundo del abismo- su misterio.

La expedición italiana

En 1977 un grupo de investigadores italianos, capitaneado por el explorador Ambrogio Fogar (en la foto iquierda), realizó una expedición al Triángulo de las Bermudas. El grupo lo componían 18 personas, entre ellas el mago Uri Geller (en la foto central), el científico Edmondo Carabelli y el buzo Enzo Maiorca (en la foto derecha). El grupo grabó cerca de siete mil metros de película sin registrar nada inexplicable. Regresaron a casa con opiniones contrarias.

bermudas uri geller ambrogio fogar maiorca edmondo carabelli

Maiorca, tras haberse sumergido en las aguas de Bimini declaró que, quizás, aquella zona hubo un tiempo que estuvo habitada. Fogar, en cambio, era partidario de quitar importancia al asunto. Carabelli no manifestó ninguna opinión y Geller declaró haber percibido algo, pero no supo precisarlo. En definitiva, regresaron con más dudas de las que tenían al partir.

Inexplicables desapariciones

Abajo, un cartel en un puerto turístico que ofrece una recompensa a quien sea capaz de dar alguna noticia sobre el yate Saba Bank, desaparecido en el mar el 10 de marzo de 1974.

saba bank 1974 desaparicion

Comparte este artículo

Deja un comentario

cuatro × uno =