¡Tiburones!

Si un día los tiburones adquiriesen inteligencia y formasen un tribunal para juzgar los crímenes contra el género tiburonesco, desde luego el primero en pasar por la picota sería Steven Spielberg. Y es que, desde que el director americano dirigiese “Jaws” («Tiburón» en España), los pobres escualos no levantan cabeza.

tiburon-jaws

Los tiburones son animales marinos presentes en las profundas aguas de los océanos desde hace unos 300 millones de años y su estructura, al igual que en el caso de las tortugas y cocodrilos, no ha cambiado prácticamente nada.

En la actualidad, hay unas 500 especies en todo el mundo. Sin embargo, la caza indiscriminada y las redes de algunos pescadores desconsiderados están poniendo a estos simpáticos peces al borde de la extinción.

Algunas películas donde se presentan, de una forma un tanto exagerada, ataques de tiburones a humanos, es lo que más ha influido para que nos caigan tan gordos los escualos.

tiburon-helicoptero-shark-attack

Lo curioso es que, contrario a lo que se piensa, para ellos la carne humana es como el chopped, vamos, que no es ningún manjar de la haut-cuisine submarina. De las 500 especies, solo un 5% ha atacado a personas en alguna ocasión. No hay más de treinta ataques de tiburones al año.

Parece ser que lo que más le gusta a los tiburones es el atún y otros peces magros, pero sin tomate ni nada, a pelo, con espinas y todo.

Según varios estudios, bastantes de los ataques sufridos por surferos en Australia o Sudáfrica, han sido debidos porque el perfil de un surfista tendido sobre su tabla, desde las profundidades, se asemeja al de una foca. Y les encantan las focas.

Pero vamos, no hay que alarmarse, ya que según la estadística, el riesgo de ser atacado en nuestras playas es el mismo que tienes de que te caiga un rayo en la testuz, o de que te ataque un cocodrilo en el parque. Prácticamente nulo.

tiburones-panico-playa

Mueren al año, más personas en accidentes domésticos que en ataques de tiburón. ¿Y a que ningún director de cine ha hecho alguna película que se llame “Killer Sartén” o “The Bombona”, eh, eh?

Consejos para evitar los ataques

– Mantenerse siempre en grupos pequeños. Los tiburones prefieren atacar individuos separados de la manada, y puede confundir a un grupo grande con un animal al que morder.

– Evitar los baños durante el anochecer o la noche. Durante esas horas escasas de luz, son más activos y su competitividad aumenta.

– No entrar en el agua con heridas sangrantes o mestruando. Los tiburones tienen un gran olfato.

tiburones-dentadas

– No bañarse con joyas y/o bisutería brillante. Su brillo puede parecerle el de las escamas de los peces y atacarte por pija.

– Evitar las aguas usadas por pescadores deportivos. Normalmente suelen coincidir con sus comederos. Y tú no quieres bañarte en un self service de peces con mandíbulas repletas de colmillos.

– Ten especial cuidado cuando las aguas estén turbias y procura no llevar ropa de baño de fuertes colores. Los tiburones identifican los contrastes muy bien. Y eso puede suponer que tu culo se convierta en un aperitivo.

tiburones-pierna-destrozada

– Evitar el chapoteo, y no permitir bañarse a los perros. Los movimientos erráticos, unidos al chapoteo son como campanadas para los grandes predadores marinos.

Lo peor que podrías hacer es saltar en agua turbia desde un barco de pesca deportiva, menstruando, con piorrea galopante, ponerte a chapotear, cruzarte con un Gran Danés que pasaba por allí, para terminar dándote cuenta de que llevas un bañador amarillo fluorescente y el collar de circonitas de tu prima la del pueblo.

Matar al tiburón

Si te ves atacado por un tiburón, podemos matarle sin mayores dificultades:

– Consigue una bombona de algún gas explosivo, con tu habitual maña métesela entres las mandíbulas. Luego aléjate lo suficiente como para hacerla reventar de un tiro sin que la onda expansiva te reviente. Debes estar seco, para que la escopeta no se moje. Si lo hizo Roy Scheider…

– Haz que el tiburón te siga, nadando hasta un cable de electricidad cerca del muelle. Luego, usa toda tu inteligencia y astucia para que lo muerda, haciéndole reventar.

– Cárgate de granadas de mano y lánzate a la boca del escualo. Intenta sortear sus afilados dientes y hazte estallar. Te advertimos de que las oportunidades de que sobrevivas son muy limitadas.

Si conoces alguna técnica mas, no dudes en informar.

tiburon-gran-blanco

Comparte

4 comentarios en “¡Tiburones!”

  1. ;) ;) que super gracioso lo has contado… Casi me parto de la risa en el trabajo!!! Eres un crack!
    Los tiburones molan,pero no creo que me tope con ninguno por Zaragoza…,aunque a veces son peores los tiburones de «secano»,ja,ja,ja
    Saludetes!

    Responder
  2. Totalmente de acuerdo con tu artículo… la gente ve a los tiburones como los malos! simplemente son animales en su casa!
    Excelente!
    Saludos!

    Responder
  3. Súper! Me encanta lo divertido y simple q hablaste acerca de los tiburones, a mi me parecen muy bonitos y facinante aprender acerca de ellos creo q ellos no son animales malvados como muchos los describen ellos son como cualquier otro animal q vive en su habitad y q ve al ser humano como un peligro; y tienen razón los seres humanos somos mas peligrosos que cualquier animal jajaja

    Responder
  4. Buenos los tiburones son animales muy grande que tienen un estomago grande y necesitan demasiada comida para llenarse, asi que todo lo que se mueve y brille él ataca. por eso yo no me baño en las playas solo observo, es muy terrible el ataque de un tiburon ambriento, y enojado, tengan mucho cuidado cuando se bañan en playas turbias es donde mas ataca y no usar ropas brillantes. cuidesen

    Responder

Deja un comentario