Siddharta Gautama, el origen del budismo

Biografías, Historia, Historias y leyendas, Mitología / 17 de julio de 2015

Allá por el año 563 a.C. nació un príncipe en una localidad cercana a la cordillera del Himalaya, al norte de la India. El pueblo, llamado Lumbini (a día de hoy se denomina Rummindei), se sitúa ahora en el actual Nepal. Según cuenta la leyenda, el nacimiento de este príncipe que todos conocían como Siddharta Gautama, estuvo rodeado de prodigios y milagros.

Siddharta Gautama buda

Un profeta vaticinó que su futuro destinaba una encrucijada: Siddharta Gautama sería o bien un gobernador mundial, o si alguna vez veía juntos o por separado a un anciano decrépito, un enfermo, un cadáver y un monje, se convertiría en un buscador errante de la verdad y en un ‘buda‘, un iluminado.

principe buda Siddharta principe

Su padre, el rajá (rey) Śuddhodana, no quería que su hijo fuese un guía espiritual, así que confirió al príncipe una educación envidiable mientras vivía el lujo de la vida en palacio y se le protegía del conocimiento del mundo exterior. Se casó joven con la princesa Yasodharā y tuvo un primogénito llamado Rāhula.

Siddharta y la princesa Yasodharā.

Siddharta Siddharta princesa Yasodharā

Al final, sin embargo, el príncipe salió a las calles para deambular y conocer a la gente y por primera vez pudo ver la vejez, la enfermedad y la muerte.

Siddharta vio a un anciano (la vejez).

buda anciano

Siddharta vio a un enfermo (la enfermedad).

buda enfermo

Siddharta vio un funeral (la muerte).

buda funeral

Siddharta estudió la naturaleza de la enfermedad, la senectud, el dolor y la muerte. El príncipe entonces se presentó ante un sadhu (santón asceta hindú) y quedó hondamente impresionado por su calma y su naturaleza llena de paz. Como fruto de este encuentro, Siddharta Gautama dejó atrás la vida opulenta, su esposa e hijo con tan sólo 29 años, y abandonó el palacio con la esperanza del poder y la gloria terrenos. Entonces anduvo por los caminos de la India buscando la verdad sobre la existencia humana.

Siddharta se despide de su familia.

siddharta mujer hijo

La religión más extendida en la India ahora y en aquella época era el hinduismo, una religión que venera a muchos dioses y que cree que tener una vida de gran austeridad es el camino para obtener el mérito espiritual. Mientras deambulaba vestido con andrajos y sin dinero, Siddharta descubrió más santones hindúes que le sobrecogieron profundamente con sus simples vidas dedicadas a la oración y la meditación. Vivían como penitentes austeros entregando sus vidas completamente a Dios.

Siddharta vio a varios ascetas.

siddharta asceta

Siddharta estuvo cinco años ejerciendo prácticas austeras extremas, comiendo muchas veces simplemente un grano de arroz diario y viviendo al aire libre.

buda arbol

Cuando finalizo esa época se dio cuenta que no se encontraba más cerca de su fin de lograr el conocimiento y la sabiduría, por lo que dejó el camino austero y se sentó a la sombra de una higuera a meditar. Entonces manifestó: “Que mi piel se quede seca, mis manos se entumezcan y mis huesos se descompongan. Hasta que no haya conseguido la comprensión, no me levantaré de este sitio”.

Aquel día cumplía 35 años y a lo largo de siete semanas meditó sentado hasta que finalmente sus súplicas fueron escuchadas. Esta es la crónica que se narra de los inicios del viaje espiritual de esta persona. Un periplo que dio fundamento a la doctrina del ‘budismo‘. Es una senda que rehúsa por una parte la abnegación, y por otra la autocompasión. Mientras se encontraba meditando, Siddharta Gautama experimentó una visión: contempló seres desfilando y reencarnándose. Varios de ellos en circunstancias afortunadas y otros en situaciones desdichadas tal y como expone la ley universal del karma, según la cual cada acción buena o mala se verá recompensada o castigada en esta vida o en cualquier otra futura reencarnación.

siddharta arbol

Al haber crecido como hindú, Siddharta asimiló la creencia de la reencarnación. Observó este ciclo de renacimiento como el principio del sufrimiento de la humanidad, donde el nacimiento es sufrimiento, la muerte es sufrimiento y la vida en sí es sufrimiento.

buda sufrimiento buda karma

El final de este padecimiento sería el nirvana, o lo que es lo mismo, lograr escapar del ciclo del renacimiento. El nirvana no se puede lograr en este mundo, pero obteniendo un estado de felicidad, la satisfacción de no preocuparse nunca más por el mismo ‘yo’, una persona puede huir al dolor de la vida. Como Buda, “el iluminado”, Siddharta Gautama empezó sus enseñanzas. En su primer sermón, que celebró cerca de Benarés en la India, adoctrinó lo que él descubrió que era la noble verdad del camino que lleva al final del dolor, el “noble camino óctuple” que consta de estos ocho preceptos:

Visión recta
Intención recta
Discurso recto
Acción recta
Ocupación recta
Esfuerzo recto
Atención recta
Concentración recta

Hasta el final de su vida, Buda estuvo viajando de pueblo en pueblo instruyendo su camino óctuple.

buda

Falleció a la edad de 80 años en casa de un amigo que le sirvió sin darse cuenta una comida que contenía unas setas tóxicas.

buda muerte

Tras la muerte de Buda, sus adiestramientos fueron reunidos por sus discípulos en una recopilación llamada ‘tres cestos’ (Tipitaka o Canon Pali), ya que para escribirla se emplearon las hojas de palmera que normalmente se empleaban para confeccionar cestos.

tres cestos budismo

Aunque Buda había muerto, sus alumnos prosiguieron su obra, y esta gran devoción religiosa significó una proliferación creativa de numerosas obras artísticas. A día de hoy, la pintura ‘thangka‘ es un primoroso estilo de arte budista. Dichas pinturas muestran situaciones de la vida de Buda y se emplean como elementos de meditación. Algunas pinturas tanka se confeccionan con tanto detalle que se realizan trazando los dibujos con un pincel de un sólo pelo. Los artistas tanka de Nepal empiezan a pintar a una edad muy prematura desarrollando diseños más sencillos, para posteriormente pasar a otros más trabajados.

tanka tanka budismo

Las estatuas de piedra o metal de Buda son también una manera muy popular de arte religioso. Para realizar estas últimas se emplea latón o bronce fundido que luego se finaliza con esmero y detalle a mano.

estatua buda bodhgaya Amitabha estatua buda Taiwan

Los animales se muestran de manera prominente en la fe budista, ya que manifiestan la creencia de que toda vida es divina. Son objeto de muchas esculturas pero también se hallan en templos donde se les da de comer y se les cuida con dedicación.

buda animales

Los misioneros budistas transportaron a lo largo de los siglos la historia y las enseñanzas de Buda por todos los rincones del mundo. Actualmente se estima que existen 350 millones de personas que siguen el camino de Buda hacia la iluminación.

Comparte

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies