Seguridad en tu móvil y cómo rastrearlo en caso de pérdida

¿Sabías que puedes marcar *#62# para saber si tu telefono esta intervenido? ¿O que hay aplicaciones que localizan tu móvil por GPS en caso de pérdida? Esta y otras medidas pueden sernos útiles si la seguridad o integridad de nuestro móvil se han visto comprometidas.

Y es que en un mundo tecnológico en el que empleamos el móvil para multitud de actividades y gestiones de nuestra vida diaria, es necesario saber si alguien nos está robando información o ha secuestrado el control de nuestro dispositivo.

Existen varias formas de exponer la seguridad de nuestro móvil, como conectarnos a una red Wifi o descargar y ejecutar archivos de origen desconocido (que pueden ser maliciosos). En caso de que hayan conseguido hacerse con el dominio de nuestro terminal, puede que notemos ciertos comportamientos extraños, que serán los que nos hagan sospechar que algo va mal.

Cómo localizar nuestro móvil si lo perdemos

Otro problema en cuanto a la seguridad para nuestro móvil, tiene que ver con la pérdida física del mismo. Si solemos ser despistados o manejamos el móvil frecuentemente fuera de casa y el trabajo, tenemos muchas probabilidades de dejárnoslo olvidado o perderlo con facilidad.

Esto puede ser un desastre triple, pues aparte de la pérdida del terminal desde el punto de vista económico, podemos perder información o ficheros valiosos para nosotros, como fotos y vídeos, así como ver nuestra información personal comprometida.

Si no localizamos nuestro móvil a tiempo, podemos perderlo para siempre y con ello, todo lo que tengamos en nuestro dispositivo. Por ello, si creemos que tenemos tendencia al despiste, o queremos simplemente prevenir antes que curar, mejor que empleemos alguna de las herramientas que nos permiten localizar nuestro dispositivo en todo momento.

Vamos a repasar algunas aplicaciones que nos ayudarán a tal efecto.

Android Lost

Esta aplicación es una de las más famosas para localizar nuestro móvil perdido. Una vez instalada, podremos rastrear nuestro móvil desde otro dispositivo con esta misma aplicación, o desde cualquier dispositivo que tenga Internet y pueda acceder por navegador web a androidlost.com. Lo bueno es que podremos ejecutar comandos en el móvil perdido de forma remota, como poner en marcha una ruidosa alarma de sirena (ideal para localizar de forma sonora el móvil), hacer que vibre el teléfono o, por supuesto, localizar el móvil en un mapa empleando el GPS.

También tenemos la posibilidad de controlar a distancia ciertos elementos de nuestro dispositivo, como el sonido, bluetooth, flash, GPS o Wifi. Y la función de enviar mensajes directos o de SMS, con el fin de comunicarnos con el móvil perdido por si está en manos de un ladrón. Incluso puede tomar una foto frontal de forma remota en cuanto la persona que tenga nuestro móvil le dé OK a un mensaje que enviemos.

Otras funciones interesantes son la de conocer si han cambiado la tarjeta SIM en nuestro teléfono, bloquearlo para evitar que desconfiguren algo, o incluso una solución final en la que el teléfono se reseteará y borrará completamente. Esta última opción se podría utilizar si damos por perdido definitivamente nuestro teléfono y no queremos que nuestra información esté en manos del ladrón.

En este tutorial podemos ver más funciones muy interesantes y valiosas de Android Lost, aparte de aprender cómo instalar esta aplicación correctamente en nuestro móvil.

Android Device Manager

Este es un servicio gratuito de Google que estará vinculado a nuestro correo Gmail. Una vez activemos la ubicación en nuestra cuenta, tendremos varios poderes sobre el móvil perdido, como bloquearlo, rastrearlo o eliminar los datos. Podremos manejar el dispositivo extraviado a través de la aplicación «Encontrar mi dispositivo» de Google Inc. o bien por página web empleando un navegador de Internet.

Esta opción es menos completa que Android Lost, pero igualmente es interesante si no queremos instalar una aplicación aposta a tal efecto, ya que emplearemos el sistema de rastreo de ubicación que tenemos casi siempre activado en nuestra cuenta Google y sistema Android.

En este tutorial nos explican de forma detallada cómo instalar y configurar esta función que viene inherente en la mayoría de dispositivos Android, así como su empleo.

Cerberus

Cerberus es otra aplicación todoterreno para localizar nuestro móvil extraviado. Es interesante que podamos ocultar esta aplicación en nuestro móvil para que un posible ladrón no la detecte y la desinstale, ya que esto nos permitirá un tiempo valioso para recuperar nuestro dispositivo. Aunque es una aplicación de pago, es la más completa de las que estamos analizando.

Es posible controlar de forma remota nuestro móvil empleando el teléfono de un amigo a través de mensajes SMS, o por página web, como casi todas estas aplicaciones para rastrear dispositivos. Entre las funciones interesantes está la copia de seguridad a través de cuentas Dropbox o Google Drive, deshabilitar el botón de apagado y encendido del teléfono (a menos que el ladrón quite la batería, el móvil estará encendido), borrar todo el teléfono como medida final si no nos devuelven el dispositivo, ver el historial de ubicaciones del móvil perdido o incluso tomar capturas automáticamente para sacar fotos y vídeos del posible ladrón.

Siguiendo con los elementos interesantes, la toma de fotos se podrá realizar cuando el ladrón se equivoque metiendo el pin, contraseña o patrón de desbloqueo, cuando detenga la alarma o descarte alguno de los mensajes que le enviemos. También nos avisará en cuanto se cambie la tarjeta SIM, podrá enviar mensajes y hacer sonar alarmas si queremos identificar nuestro aparato de forma sonora, y por supuesto nos mostrará en un mapa la ubicación actual del móvil empleando el GPS.

Estas y más posibilidades de Cerberus, se explican en este tutorial en el que veremos cómo instalar y configurar dicha app.

Como os hemos dicho, es importante no lamentarse del extravío de nuestro móvil si antes no hemos prevenido su pérdida o robo. Por eso es mejor tener cuidado en lugares concurridos y no dejar nuestro dispositivo a la vista, para evitar males mayores.

Si conocemos nuestro grado de despiste, es vital que confiemos en las aplicaciones expuestas anteriormente para ayudarnos a recuperar nuestro móvil. Mejor que las instalemos y configuremos cuanto antes, porque llegado el fatídico día de la pérdida, nos arrepentiremos si no lo hemos hecho. Puede que así lo recuperemos a tiempo o tengamos la posibilidad de persuadir a la persona que lo haya encontrado para que nos lo devuelva.

Indicios de un dispositivo hackeado

Hace dos décadas, los terminales telefónicos se utilizaban solamente para llamadas y mensajes de tipo SMS. Con la llegada de los móviles inteligentes y los datos que nos ofrece Internet, llegaron los contenidos multimedia y las posibilidades de conectarnos a Internet para visitar sitios web, revisar las redes sociales o comprar prácticamente cualquier artículo que queramos.

movil hackers

No obstante, con esta nueva vía de comunicación, también se abrió la puerta al peligro en cuanto a seguridad, ya que es posible colarse en nuestro dispositivo cual caballo de Troya para violar nuestra privacidad o incluso causarnos algún perjuicio.

Si notamos que nuestro móvil tiene comportamientos inusuales, es posible que hayan podido tomar alguna clase de control sobre el mismo. Vamos a hacer un repaso de los síntomas que pueden avisarnos del hackeo en nuestro móvil.

Nuestro móvil se ralentiza

Es posible que el rendimiento general del móvil se haya visto afectado si han intervenido nuestro dispositivo. Como estamos acostumbrados al funcionamiento que tiene normalmente nuestro móvil, pronto detectaremos si todo parece ir más lento de lo habitual.

Y es que generalmente, si consiguen instalarnos alguna clase de malware en el móvil, el aparato tendrá que realizar tareas extra y estará más ocupado dedicándose a ellas. No es que sea una señal definitiva de un hackeo, pero es un indicio que suma sospechas.

Actividades o compras anormales

Este indicio suele ser bastante claro. Si nos aparece que hemos descargado o adquirido alguna aplicación que no recordamos haber comprado, ni sabemos de dónde ha salido, es un síntoma de un hackeo bastante evidente en nuestro terminal.

Otra pista es que veamos mensajes enviados que no sepamos identificar y que claramente no hayamos enviado nosotros, al igual que llamadas telefónicas supuestamente no realizadas. Hay que tener cuidado sobre todo porque nuestra operadora telefónica puede empezar a cobrarnos ciertos excesos inesperados, ya sea por llamadas o consumo de datos.

Para ello lo mejor es revisar las maniobras que hagamos desde nuestro terminal. Ya sea en las operaciones de nuestro banco online o Paypal, como cualquier sitio en el que utilicemos contraseñas, así como en la compra de aplicaciones o juegos.

movil seguridad

Hay que tener en cuenta que, si los hackers consiguen información privilegiada, pueden ocasionarnos perjuicios a nuestra economía y también a nuestra privacidad. Por eso hay que estar atentos si observamos alguna operación irregular en nuestro teléfono, pues pueden haber tomado control del dispositivo de manera remota.

Mensajes de servicios sin identificar

Existen muchos programas de malware que trabajan empleando nuestro número de teléfono para registrarlo, sin que lo sepamos, en servicios de pago a través de nuestro móvil. Pueden ser de suscripciones a juegos, horóscopos o cualquier otra membresía que, bajo el supuesto cargo de ofrecernos un servicio, nos haga pagar cuotas periódicamente.

Si recibimos mensajes SMS avisándonos de altas u operaciones en empresas de servicios sin identificar, seguramente tendremos alguna clase de malware que seguirá suscribiéndonos a servicios de pago. Debemos atajar el problema cuanto antes si no queremos pagar un facturón a final de mes.

Si también detectamos que estamos enviando mensajes a nuestra lista de contactos, que se supone que no los hemos enviado nosotros, seguramente nuestro móvil estará infectado. Si algún amigo nos avisa que ha recibido un mensaje nuestro que no sabemos identificar, es otra señal de que algo en nuestro dispositivo se dedica a propagarse a través de nuestro listín de contactos. También puede ser que enviemos archivos sin saberlo o publiquemos mensajes en las redes sociales sin nuestro conocimiento.

La batería dura poco

Si vemos que nuestra batería baja el rendimiento drásticamente, es otro aspecto que nos hará sospechar que el móvil puede haber sido hackeado. Por ejemplo, que comience a tener un funcionamiento anormal o la batería se acabe enseguida si la comparamos con su duración acostumbrada.

Si comprobamos que la batería se descarga abruptamente, y sigue funcionando mal incluso si empleamos algún consejo para mejorar su funcionamiento, es otra señal para alarmarse. Hay veces que algunas aplicaciones consumen mucha batería, por lo que habrá que cerciorarse si hemos empezado a utilizar alguna app nueva, y en tal caso, desinstalarla para eliminar elementos sospechosos.

movil bateria

Lo mismo puede ocurrir tras la actualización del sistema operativo del móvil, aunque en este caso sólo nos quedaría esperar a que aparezca algún parche para enmendar el error. La razón de que la batería nos dure poco ante un hackeo, es porque el malware estaría trabajando a pleno rendimiento y eso consumiría más batería de la prevista.

Publicidad emergente

Del mismo modo que sucede cuando navegamos por Internet, existen algunos programas de malware que pueden abrir ventanas emergentes en nuestro móvil. Normalmente son de publicidad, pero también pueden sugerirnos realizar alguna acción concreta, aunque todos tienen la finalidad de sacarnos información o dinero.

Por ejemplo, puede que nos aparezca una pantalla avisándonos de que tenemos un virus en nuestro dispositivo, y nos insten a erradicarlo comprando un antivirus o bien ejecutando un fichero pernicioso. No es normal que aparezcan esta clase de ventanas emergentes, así que es otro síntoma de que nuestro móvil está afectado en cierta manera.

Temperatura del móvil elevada

Si observamos que nuestro dispositivo se sobrecalienta, es otro indicio de que podría estar controlado remotamente por algún malware. La razón es que exista algún posible programa en segundo plano que esté trabajando continuamente y, aunque esté escondido a nuestros ojos, fuerza tanto el procesador, que eleva la temperatura del móvil en exceso.

movil celular

Este sobrecalentamiento es posible que venga acompañado de un gasto desmesurado en la batería o el uso de datos en nuestro dispositivo, ya que se estarían exprimiendo al máximo los recursos del aparato. Si este sobrecalentamiento se produce sin que tengamos aplicaciones abiertas y varias veces al día, nos señalará una posible intrusión en nuestro móvil.

Códigos para verificar si nuestro móvil ha sido hackeado

Existen algunos códigos que podemos marcar como si realizáramos una llamada telefónica, y que nos pueden confirmar si nuestro móvil tiene alguna clase de intervención.

**##002#* *

Este primer código es universal y nos sirve para neutralizar los desvíos de llamadas. Esto quiere decir que se desactivarán al instante las redirecciones de nuestro dispositivo móvil. Si tenemos sospechas de que nuestras llamadas se están desviando a otros destinatarios fraudulentos, mejor que introduzcamos este código en nuestro móvil para evitarlo o prevenirlo.

***#62#* *

Con este código podemos averiguar a dónde se desvían nuestras llamadas telefónicas. Si nuestros contactos nos avisan de que, al intentar llamarnos, les ha aparecido algún mensaje de que nuestro número estaba fuera de servicio o no respondía, es mejor que comprobemos lo que sucede utilizando este código. Cuando llamemos a este número, se nos mostrará información de hacia dónde se desvían las llamadas, mensajes y datos. Entonces es cuando debemos verificar que el número al que se redirigen estos elementos, pertenece a nuestra compañía telefónica. Si vemos que redirige a otro número sin identificar, lo mejor es que nos pongamos en contacto con nuestro proveedor telefónico para aclarar el tema.

***#21# **

Este código es muy parecido al expuesto anteriormente, pues nos mostrará si las llamadas, mensajes, datos, o hasta el fax, se redirigen a otro número. De esta forma sabremos si algún elemento está siendo interceptado. La diferencia respecto al código anterior, es que este nos presentará en una pequeña pantalla si existe algún servicio que ha sido desviado.

Remedios ante un móvil hackeado

Si tenemos sospechas evidentes de que nuestro dispositivo ha sido hackeado, o algún código de los mostrados anteriormente nos ha señalado que efectivamente, nuestro móvil ha sido intervenido, nos tocará arreglar el desaguisado.

seguridad movil

¿Cómo podemos arreglar un móvil que ha sido infectado o hackeado? Vamos a repasar algunos consejos o remedios que nos pueden salvar la vida.

Resetear el dispositivo móvil

Aunque es la medida más drástica y puede que sea la más trabajosa, también es la más efectiva. Consiste en devolver el móvil a los valores de fábrica, de modo que anularemos cualquier elemento externo al firmware del aparato.

Su desventaja es que primero debemos estar seguros de guardar todos los archivos que queramos conservar, como fotos, vídeos, etc. También guardar todos los progresos que tengamos de nuestras aplicaciones, y conocer cómo los restauremos posteriormente. Por ejemplo, asegurarnos que los progresos de los juegos se guardan en cuentas de Google o Facebook, para tenerlo presente a la hora de restaurar todo. En el caso de otras aplicaciones, realizar las copias de seguridad pertinentes, como ocurre con Whatsapp.

También es importante conocer las cuentas y contraseñas antes de resetear. Si somos unos desastres en este aspecto, más vale que nos lo apuntemos todo (cuentas de Google, Twitter, Instagram, Facebook, etc.) y en caso de no recordar alguna contraseña, realizar las gestiones para que nos la envíen al e-mail. Una vez que reseteemos el teléfono, puede ser tarde para recuperar contraseñas.

Por cierto, también habrá que guardar los contactos telefónicos, que podremos exportar a la tarjeta SIM para nuestra comodidad (también a un fichero o una cuenta Google si nos interesan más estas opciones).

Aunque podría depender de nuestro sistema operativo, en Android, el reseteo a los valores de fábrica por defecto está localizado en Ajustes > Sistema > Opciones de recuperación > Borrar todos los datos. En mi MIUI, por ejemplo, está en Ajustes > Ajustes de sistema > Ajustes adicionales > Copia de seguridad > Restablecer datos de fábrica.

Posteriormente habrá que restaurar toda la información, ficheros y aplicaciones, pero habremos eliminado el virus o malware con éxito.

Instalar un antivirus

De igual modo que instalamos un antivirus en nuestro ordenador, también es posible instalarlo en nuestro móvil si queremos cubrirnos las espaldas. Por otra parte, a veces los antivirus son algo intrusivos y casi molestan tanto como un posible virus.

Por eso, más vale que estemos seguros de que vamos a necesitarlo antes de lanzarnos a instalarlo, pues pueden convertirse en una molestia al intentar controlar tanto nuestro dispositivo, o estar ofreciéndonos todo el rato que paguemos para pasar a una versión más completa del propio software.

movil antivirus

Existen antivirus en los que podemos confiar, como Avast, Norton, Avira, Kaspersky, Eset, Protection Malwarebytes o McAfee, que llevan años demostrando su eficacia. Personalmente considero que debemos decantarnos por esta opción, si tenemos la paranoia de que sigue existiendo algo oculto en nuestro móvil por mucho que lo intentemos limpiar.

En este caso, siempre podemos descargarnos algún antivirus gratuito de Play Store para escanear nuestro dispositivo e identificar posibles virus. Un punto que a mí personalmente no me gusta de algunos antivirus, es que luego para desinstalarlos cuesta bastante y lo ponen bastante difícil. Por eso dejaría esta opción como último recurso.

Determinar la aplicación causante del problema

Es posible que el virus o malware se haya asentado al instalar en nuestro dispositivo alguna aplicación de origen desconocido. Y es que hay veces que al instalar alguna app que no provenga de Play Store, nos cuelen algún programilla que actúe a modo de virus.

Si borramos la última o últimas aplicaciones que nos hayamos instalado, es posible que consigamos deshacernos del software causante del hackeo. A veces es difícil identificar cuál es el culpable, pues intentarán esconderse o solaparse de alguna manera para que no consigamos identificarlos. Por ejemplo, aunque acudamos a Ajustes > Aplicaciones con la intención de desinstalarlo, la app puede camuflarse dejando el nombre e icono vacíos, para que a simple vista no lo reconozcamos o creamos que es una aplicación de sistema necesaria.

Como consejo si queremos evitar futuros hackeos, mejor que no instalemos nada que provenga de fuera de Play Store, y si lo hacemos, debemos atenernos a las consecuencias. En la sección Google Play Protect, que hay en el menú contextual superior izquierdo en Play Store, podremos informarnos de las aplicaciones que tenemos instaladas y saber las que Google detecta como perjudiciales.

Actualizar el firmware y software del dispositivo

Debemos saber que frecuentemente aparecen agujeros de seguridad en Android, por ello suelen ofrecerse actualizaciones con las que solventar dichas brechas de seguridad. Cada mes Google difunde un boletín con todos los fallos de seguridad del sistema operativo Android y el software de los afiliados a la compañía. También se publica mensualmente una actualización de seguridad de Android, que más tarde se hace efectiva para las diferentes firmas de dispositivos.

movil actualizacion

En conocimiento de los fallos de seguridad, luego se realizan las pertinentes actualizaciones de firmware o software para nuestros móviles. Por eso es importante actualizar todo lo que necesite actualizarse. Incluso podría ser una forma de solucionar la vulnerabilidad y eliminar el hackeo que estemos sufriendo.

Comparte

Deja un comentario