¿Qué es la ouija (o güija)?

La ouija (del francés «oui» [sí] y el alemán «ja»[sí]) es un medio de comunicación u oráculo entre los muertos y los vivos, en el cual los espíritus que invocas pueden salir malos, buenos, mentirosos, etc. Este juego suele cautivar a los jóvenes a partir de 15 años que quieren experimentar con fenómenos paranormales o sobrenaturales.

ouija oscura dark

Ya en la antigüedad se empleaba algo parecido como elemento de adivinación. Pitágoras, por ejemplo, utilizaba una tabla mística que se movía con ruedas, y los egipcios empleaban un anillo suspendido sobre una tabla con jeroglíficos. Pero no fue hasta el siglo XIX, que en pleno boom espiritista, el francés M. Planchette creó una tabla parecida a la que conocemos actualmente, y finalmente en 1966 Parker Brothers compró los derechos del juego.

La primera ouija comercializada por William Fuld en 1919.
william fuld primera ouija ouija comercializada William Fuld

Anuncios para comprar tableros de ouija en 1920.
ouija anuncio venta 1920 igili ouija anuncio

ouija anuncio comprar 1920

Anuncio para comprar tableros de ouija en 1936.
anuncio comprar ouija 1936

La primera ouija patentada de Parker Brothers en 1966.
ouija Parker Brothers

La tabla ouija se hizo popular rápidamente debido a que era un sistema fácil y accesible de comunicación con el más allá. Con este sencillo sistema todo el mundo podría comunicarse con los espíritus de sus seres más queridos o más repudiados, y saber qué es lo que ocurría tras la muerte, o incluso secretos inconfesables que estos se habían llevado a la tumba. En definitiva, un divertido juego de sociedad que algunos se tomaban muy en serio y otros demasiado en broma.

En las sesiones espiritistas se emplea la tabla como un elemento de comunicación con entes que un médium invoca. Estas entidades pueden ser invocadas o creadas por el médium, pero siempre es este individuo el que provoca el fenómeno, ya sea consciente o inconscientemente, como sucede con los poltergeist. Por eso es necesario que uno de los participantes posea alguna facultad mediumnica, y es necesario también seguir una clase de ritual como puede ser mantener un buen ambiente para la relajación con velas, música suave, incienso, etc. Las preguntas las formula el médium, que es la persona que guía la sesión y se comunica con los supuestos espíritus.

Para empezar, todos los componentes del grupo que estén practicando en la ouija, deben decir a la vez la siguiente frase: «El mundo de los vivos queda abierto al mundo de los muertos, el mundo de los muertos queda abierto al mundo de los vivos».

dedos ouija tablero

Una vez pronunciada la oración, los sujetos decidirán a qué espíritu quieren invocar. Para lograr que el espíritu invocado hable y conteste a las preguntas, todos deben poner un dedo de la mano encima de una moneda (o vasito), que se desplazará desde el centro. Esta moneda se moverá señalando letras, de manera que en el transcurso de su desplazamiento forme la respuesta a la pregunta que se ha expuesto.

La mayoría de las personas tienden a realizar este juego en los cementerios, porque es ahí donde habita el espíritu de la persona (ya sea familiar, amigo, conocido…) que invocamos.

Si lo que queremos es comunicarnos con entidades algo más peligrosas como puede ser el mismo Satán, la cosa se complica un poco y se deben tomar ciertas precauciones. Por ejemplo, debemos encerrarnos en un circulo mágico, el cual no debe romperse nunca durante la sesión, y se tiene que abrir de forma segura una vez terminemos. Aparte, los asistentes a estas sesiones deben ser personas de espíritu fuerte, poco sugestionables y seguras de que pase lo que pase, podrán afrontar la situación.

ouija tabla tablero

Aun así no es muy probable que aparezca esta entidad. Como mucho puede aparecer un “espíritu burlón” que se haga pasar por él y quiera asustar, y lo más seguro es que todo lo que suceda sea provocado por nosotros mismos, y sea nuestro miedo el que nos domine hasta hacernos entrar en una histeria colectiva de la que nos resultará difícil salir, aún teniendo muchas protecciones. Este es el peor peligro de la ouija.

Otra forma de practicar la ouija, es la típica que se realiza entre amigos aburridos que, por lo general, termina aburriendo aún más a no ser que el típico gracioso del grupo mueva a propósito el vaso. Son individuos que no creen en ello o se lo toman como un simple juego, y que al no concentrase en el asunto, hacen que la sesión fracase.

Por último, la ouija sirve como instrumento para investigaciones parapsicológicas en estudios de campo, que se ven apoyadas con grabadoras analógicas o digitales, ayudándonos a lograr las llamadas «ouijafonias». Las psicofonías obtenidas de esta forma suelen ser más claras, más numerosas y más centradas en un tema.

ouija practicando juego tabla

Comparte

7 comentarios en “¿Qué es la ouija (o güija)?”

  1. Quién no ha jugado alguna vez a esto??, yo sí, pero imaginaos, con 14 o 15 años y no psao nada de nada..claro, supongo que realmente Verónica no tenía ganas de hablar..

    Responder
  2. Jamás volveré a jugar, lo hice con 14 años, en el colegio porque la profesora no vino a clase. De pronto todas las persianas de la clase se cerraron a la vez, y como es lógico todas salimos gritando, lo que nos costó un gran castigo.

    Responder
  3. Yo también jugué y tendría más de veinte años. Pasé tanto miedo que no se me ocurrirá volver a jugar en la vida. Le tengo mucho respeto.
    Son muy bonitos los anuncios. Y pensaba que hacía menos años que se había patentado la primera.

    Responder

Deja un comentario