Organismos unicelulares: las móneras

Hay dos reinos enteros que se dedican a clasificar a los organismos unicelulares. Se suele clasificar a los organismos unicelulares en el de plantas o bien animales, según obtengan su energía: por la fotosíntesis o al ingerir comida. Pero se observó que los organismos no encajaban realmente en las categorías tradicionales, y se diseñaron tres nuevos reinos para designarlos.

moneras-celulas-protozoo

Uno de estos reinos es el de las móneras, que está formado por animales unicelulares que no tienen núcleo. Normalmente se cree que las móneras son los organismos unicelulares más arcaicos, y que fueron la primera forma de vida que consiguió evolucionar.

Las células de los organismos en el reino de las móneras son rudimentarias. Dichas células no solo son procariotas (el ADN se halla libre en ellas), sino que carecen de gran parte de la compleja estructura propia de las células más desarrolladas.

Antes se creía que muchas de las organelas en las células desarrolladas se originaron como organismos simbióticos, es decir, que las células desarrolladas eran en realidad colonias constituidas por muchas células simples diferentes que habían aprendido a vivir juntas.

Ahora se sabe que es de otra forma: las mitocondrias en las células animales y los cloroplastos en las vegetales eran organismos de vida libre que pasaron a vivir como endosimbiontes en microorganismos de mayor tamaño, de manera que cooperaban y es por esto que tienen membranas constituidas por dos capas de lípidos (los demás orgánulos de las células eucariotas tienen sólo una) y su propio material genético. Las mitocondrias acabaron ocupándose de la respiración oxidativa (para la obtención de energía) y los cloroplastos de recoger la energía del sol y tranformarla en energía química.

moneras-celulas-arbol filo genetico

Así, una forma de pensar en el reino de las móneras es suponer que son como eran las células antes de que se iniciaran todas las simbiosis.

Las móneras son los generalistas del mundo celular. Quizás debido a que son relativamente simples, las móneras parecen poseer habilidades que organismos más adelantados han perdido. Por ejemplo, pueden digerir la celulosa, cosa que los mamíferos ya no pueden hacer. Por eso las vacas tienen móneras en sus estómagos.

Se podría pensar en las móneras como análogas a un ordenador, que está listo para funcionar cada vez que se conecta, y en las células más desarrolladas como en algo parecido a las máquinas más sofisticadas que pueden hacer muchas más cosas pero que tienen que ser cargadas y preparadas cada vez que son usadas.

moneras-celulas-procariota

Como todas las cosas vivas, las móneras necesitan tener una fuente de energía y una fuente de materiales. Esos proceden o bien de fuentes orgánicas o bien de fuentes inorgánicas. Los miembros del reino reciben su energía de la fermentación de las materias orgánicas, de la fotosíntesis o de la oxidación de las sustancias inorgánicas.

La materia más importante que necesitan obtener las móneras de su entorno, es el carbono. Algunas obtienen el carbono de la materia orgánica: son los responsables de la descomposición de las plantas y animales muertos. Otras obtienen el carbono de compuestos inorgánicos tales como el dióxido de carbono del aire.

Las móneras pueden ser aeróbicas o anaeróbicas. Algunas móneras son anaeróbicas, lo cuál significa que pueden generar toda su energía solo en ausencia de oxígeno. Las bacterias que convierten los montones de basura en abono son ejemplos de esta clase. Otras móneras necesitan el oxígeno para sobrevivir, y se las llama aeróbicas.

moneras-celulas-bacterias

Un ejemplo inusual de crear energía de las móneras, lo hayamos en los animales que viven a miles de metros por debajo de la superficie del océano, cerca de los respiraderos de la corteza terrestre. Las bacterias obtienen su energía del ácido sulfhídrico (H2S) que brota de los respiraderos. Esas bacterias forman la base de una cadena alimentaria que incluye todo tipo de crustáceos y gusanos gigantes.

El filum (o filo) más familiar de las móneras son las bacterias. En la práctica, las especies de organismos unicelulares se diferencian unas de otras por su nicho biológico, por la manera en que generan su energía y por la manera en que se forma la célula.

Se supone que los miembros de una misma especie forman parte de una población que se cruza para reproducirse. Si no existe el apareamiento entre individuos distintos (si toda la reproducción se realiza por escisión de las células), ¿qué significa tener una especie? En este caso, los biólogos utilizan el término «especie» sólo como una analogía de la forma en que el término es utilizado para organismos mucho más complejos.

moneras-celulas-bacteria

Comparte

4 comentarios en “Organismos unicelulares: las móneras”

Deja un comentario