Más feo que Picio

Esta famosa expresión que quien más o quien menos ha escuchado alguna vez, en verdad refiere a una persona que se cuenta que existió en la vida real, y que sobresalía por su fealdad, quedando para siempre como un estandarte de esa “belleza exótica”.

Picio tenía como oficio el de zapatero y era natural de Alhendín, aunque vivió en Granada durante la primera mitad del siglo XIX. Se le condenó a pena de muerte, pero fue indultado mientras estaba en la iglesia. Fue tal el impacto psicológico, que sufrió una transformación física, quedándose sin pelo, cejas y pestañas. Su cara se deformó y aparecieron tumores en la misma, por lo que desde entonces, era citado como sinónimo de fealdad.

Más tarde se retiró al municipio de Lanjarón, aunque de allí fue expulsado por no entrar nunca en la iglesia, ya que se oponía a descubrir su cabeza calva al quitarse el pañuelo que siempre portaba. Entonces regresó a Granada, aunque al poco tiempo falleció.

Se cuenta en Andalucía que Picio era tan feo, que cuando el sacerdote fue a darle el último sacramento de la unción, tuvo que emplear una caña por el terror que le inspiraba el moribundo.

La primera vez que se tiene constancia del empleo de esta frase en textos, puede ser hallada en la novela «El sombrero de tres picos«, del escritor Pedro Antonio de Alarcón. En el capítulo quinto de este libro podemos leer:- “El tío Lucas era más feo que Picio”. Pedro Antonio de Alarcón nació en Guadix (Granada) en 1833 y escribió esta novela en 1874.

ugly-feo-persona-picio-fealdad-frase

Comparte

1 comentario en “Más feo que Picio”

  1. La he escuchado montones de veces la expresión. Lo que me ha sorprendido bastante es la historia de la procedencia. No sabía que procedía de Andalucía.
    Pobre Picio, la transformación que sufrió por el fuerte impacto.

    Responder

Deja un comentario