Los efectos beneficiosos de los juegos de mesa en la infancia

Los juegos de mesa son una de las actividades más interesantes para practicar en general pero específicamente durante la infancia. En efecto, aportan a los pequeños una serie de beneficios que son muy necesarios para un correcto desarrollo de su personalidad y para la asimilación de valores que les ayudarán mucho a lo largo de toda su vida. Es por ello que queremos hablarte de algunos de los efectos que los juegos de mesa pueden tener para los más pequeños con el fin de que consideres ofrecerles una alternativa sana y divertida con la que al mismo tiempo podrán aprender aspectos muy positivos para su educación. En este enlace podrás encontrar juegos de mesa para todas las edades. 

1.- Incentivan su sentido de la gestión

Uno de los beneficios más grandes que tienen los juegos de mesa para los más pequeños es que contribuyen a desarrollar su habilidad para gestionar recursos. En efecto, muchos de estos juegos parte de la idea de que los recursos son escasos y que para conseguir alcanzar el objetivo de la victoria es necesario establecer una correcta planificación para los mismos.

Con ello, les obliga a tomar decisiones y hacer cálculos dando valor a cada uno de ellos, lo que en el futuro no solo les ayudará con su economía sino en general con el uso de todo de recursos que tengan que ver con el consumo o con su propio tiempo.

2.- Les enseñan a elaborar estrategias y pensamientos complejos

Otra de las características de los juegos de mesa que resulta muy beneficiosa para los más pequeños es que les exige realizar estrategias para el futuro. Así, en muchas ocasiones deben esforzarse por anticipar movimientos y sucesos a dos o tres turnos y establecer varios niveles para la planificación de los mismos. Todo ello es un estímulo muy interesante para sus mentes que de hecho ayuda a desarrollar capacidades tan importantes como las del pensamiento lógico, abstracto e intuitivo.

3.- Desarrollan la creatividad

Entre los juegos de mesa existen cientos de alternativas a cada cual más divertida que la anterior. En algunos de ellos es posible incentivar la capacidad creativa al tiempo que otras de crucial importancia. Por ejemplo, se les exige que den solución a un problema con un tiempo limitado, se les ofrece una historia en la que ellos mismos eligen los posibles sucesos o simplemente se les exige que sean capaces de expresar con sus manos, sus gestos o sus palabras ideas que deben comunicar a los demás. Esto incentiva su capacidad creativa.

4.- Mejoran la capacidad de comunicación

Otro de los beneficios que tienen los juegos de mesa es que requieren de una participación activa y por ello estimulan a los más pequeños a comunicarse e interactuar con otros jugadores. Es así como no solo desarrollan su capacidad comunicativa sino que al tiempo interiorizan valores fundamentales para vivir en sociedad como el respeto, la empatía o la capacidad de escucha.

5.- Enseñan a colaborar

El quinto beneficio es que los juegos de mesa enseñan a los más pequeños a colaborar y buscar la cooperación. Existen muchos juegos en los que se tiene un objetivo conjunto que es imposible cumplir sin la colaboración de los diferentes jugadores. Esta lección es importante no solo para la consecución de dicho objetivo y para la de otras situaciones parecidas que deberán afrontar en su vida. Es también muy importante para una convivencia respetuosa y colaborativa en casa, donde asumirán de una forma más sencilla que existen normas que deben cumplirse y con las que se debe colaborar en familia.

juegos de mesa

Comparte

Deja un comentario