Los ecosistemas

Un ecosistema es la totalidad de plantas y animales en una región determinada, junto con el entorno físico donde viven. La ciencia dedicada al estudio de los ecosistemas se llama ecología.

En los ecosistemas, los átomos siguen sus ciclos y la energía fluye. Los átomos que forman los ecosistemas del mundo actual son los mismos átomos que los crearon hace un millón de años y los que los formarán en el futuro.

ecosistema_lacustre_ecologia_biologia

Los átomos van a un lado, luego a otro, pero nunca se marchan. En los ecosistemas pequeños (como por ejemplo un lago), los átomos pueden seguir sus ciclos, pero las restricciones son menos severas y puede producirse un flujo de materia hacia dentro y hacia fuera a través de los límites.

Un ecosistema que no intercambia materia con sus alrededores se llama ecosistema cerrado; uno que sí lo hace se llama abierto.

Virtualmente toda la energía de los ecosistemas del mundo procede del Sol, permanece un tiempo en el planeta y luego es radiada de vuelta al espacio en forma de radiaciones infrarrojas.

ecosistema-abierto-cerrado-ciclos-renovacion

Así, la energía no se queda en la Tierra, sino que simplemente pasa por ella en un viaje del Sol al espacio exterior. Este comportamiento es típico de la forma en que la energía interactúa con los ecosistemas.

El carbono efectúa su ciclo a través del ecosistema global. El carbono es tomado de la provisión atmosférica de dióxido de carbono por la fotosíntesis e incorporado al tejido de las plantas.

ecosistema-energia-cadena-carbono

Los animales comen las plantas o a otros animales que han comido esas plantas, y el carbono pasa a sus cuerpos. La respiración de esos animales devuelve una parte del carbono a la atmósfera en forma de dióxido de carbono, completando así una etapa del ciclo.

Si la planta no es comida, el complemento original del carbono seguirá en sus tejidos cuando muera. Este carbono puede entrar en un almacenaje a largo plazo en forma de combustibles sólidos como el carbón y el petróleo. Puede descomponerse y ser digerido por bacterias, en cuyo caso el carbono será devuelto finalmente a la atmósfera en forma de CO2.

El carbono en el cuerpo de los animales es devuelto a la atmósfera de una forma similar una vez el animal muere. Un importante “depósito” de carbono es el dióxido de carbono disuelto en las aguas profundas del océano. Hay mucho más carbono almacenado en el océano que el que existe en la atmósfera.

ecosistema-carbono-ciclo-vida

Si los combustibles fósiles son traídos a la superficie y quemados, como hacemos cuando generamos energía con carbón o conducimos automóviles, entonces su complemento de carbono es sacado de su almacenaje y devuelto a la atmósfera.

El nitrógeno efectúa su ciclo a través del ecosistema del mundo. Aunque hay una gran cantidad de nitrógeno en la atmósfera, la mayor parte de sistemas vivos no pueden utilizarlo de forma directa.

El nitrógeno entra en las cosas vivas a través de la acción de las bacterias que fijan el nitrógeno. Una vez el nitrógeno es incorporado al tejido de la planta, puede pasar a los tejidos animales que comen esas plantas.

ecosistema-nitrogeno-ciclos-atomos

El nitrógeno es devuelto al suelo cuando las plantas mueren y en los excrementos de los animales, y las bacterias pueden devolver el nitrógeno del suelo a la atmósfera. Como el dióxido de carbono, el nitrógeno está almacenado en grandes cantidades en forma de gas disuelto en el océano.

No se puede desechar nada de una forma definitiva, puesto que toda la materia debe seguir su ciclo a través del ecosistema del mundo. No importa lo profundamente que algo esté enterrado o lo lejos en el océano que sea arrojado, permanece en el ecosistema y finalmente volverá, quizá para perseguirnos. Ésta es una de las grandes verdades de la política que los gobiernos modernos debaten sobre el tema de la polución.

ecosistema-ciclo agua mar rios nubes

Comparte

5 comentarios en “Los ecosistemas”

Deja un comentario