Fugu: plato japonés de pez Globo

¿Cuántos alimentos conoces que puedan matar de manera inmediata al comerlos? El Fugu o Takifugu es uno de esos famosos platos y una leyenda negra gastronómica en todo el mundo. Ensalzado en Japón como una delicia, se prepara con la carne del pez Globo.

japones_pescado_fugu

La carne por sí misma es comestible, pero la piel, higado y gónadas contienen tetradotoxina, un veneno o neurotoxina letal para el comensal. Si estos alimentos se consumen sin el tratamiento adecuado, provocan generalmente la muerte. La tetradotoxina paraliza progresivamente los músculos de todo el cuerpo hasta que la persona no puedo respirar y muere asfixiada. La tetradotoxina es 160.000 veces más potente que la cocaína y 1.250 veces más mortífera que el cianuro.

Existen algunas pocas personas en Japón a las que se les permite realizar un tratamiento especial con los ovarios, dejándolos durante años en un proceso de salmuera para hacerlos comestibles.

takifugu plato japones cocinero fugu

Los cocineros y chefs que preparan Fugu, estudian su elaboración durante un largo periodo de cinco o siete años. Deben memorizar la morfología del pez y conocer dónde se hayan las zonas venenosas para sustraerlas. De otra manera, es imposible que consigan la licencia para preparar y servir el Fugu. En Tokio se siguen rigurosos cursos que incluyen el aprendizaje y exámenes.

takifugu plato japon fugu

El Fugu es la única comida que no se permite probar al emperador. Aquellos que comen Fugu, relatan su gusto como la sensación cuando un dentista inyecta procaína para anestesiar. Aunque también lo describen como un plato celestial, una carne suave y blanca, parecida al pollo, con una textura única y crujiente.

En este vídeo podemos ver la preparación del Fugu. Da cosa ver al pescado vivo mientras lo van cocinado.


Si el vídeo no funciona, puedes verlo aquí.

Comparte

4 comentarios en “Fugu: plato japonés de pez Globo”

  1. Yo también debo ser muy cobarde, porque sería incapaz de comerlo. Nunca me fiaría del cocinero por mucho curso ni experiencia que tuviera.
    Que angustia da ver al pez tanto tiempo vivo.

    Responder

Deja un comentario