¿Existieron simios gigantes?

El paleontólogo Gustav Heinrich Ralph von Koenigswald realizó en 1935 un descubrimiento en una tienda de Hong Kong. Se trataba de un molar de un tamaño inusitado que parecía pertenecer a un enorme primate.

gigantopithecus_giganto-simio-blacki gigantopithecus_giganto-simio-comiendo

Tienda de fósiles en una farmacia en Bangkok.

gigantopithecus_giganto-simios-mercado asiatico gigantopithecus_giganto-simios-puesto-venta-farmacia

gigantopithecus_giganto-simios-ralph_von_koenigswald
G.H.R. von Koenigswald (a la izquierda), descubrió los molares del simio, mientras que Franz Weidenreich (a la derecha), argumentaba que eran de origen humano.

Según fueron pasando los años, se encontraron nuevos fósiles de aquel extraño simio en el sudeste asiático, lo que ha permitido a los investigadores hacerse una idea de su aspecto.

gigantopithecus_giganto-simios-enormes-gigantes gigantopithecus_giganto-simio-gigante-blackii

En base a una recreación creada en la Universidad de Iowa, se puede precisar que se trató de una criatura no muy distinta a un gorila, que pesaba unos 350 kilos y que en posición erguida podía alcanzar más de tres metros de altura.

gigantopithecus_giganto-simio-comparacion-hombre

El primate, al que se bautizó como Gigantopithecus, llegó a vivir unos 5 millones de años en las regiones que ahora ocupan China y la India. Hace 800.000 años, su territorio fue invadido por el Homo erectus.

gigantopithecus_giganto-simios-china mapa

gigantopithecus_giganto-simios-gigantes-asia
Zona de Liucheng en China.

Se desconoce hasta qué punto este último intervino en su desaparición, pero lo cierto es que Giganto, como es denominado de forma cariñosa, desapareció del registro fósil hace unos 400.000 años.

gigantopithecus_giganto-simio-gigantes museo

Recientemente se descubrió que pudo ser causado por los ciclos del bambú, del que pudo depender, y la competencia con el panda gigante. Ambos factores pudieron haber influido en su extinción.

gigantopithecus_giganto-simios-gigantes-cabeza gigantopithecus_giganto-simios-pandas-gigantes

Fotografías de las mandíbulas del Giganto comparadas con las del hombre.

gigantopithecus_giganto-simio-gigante-mandibula

gigantopithecus_giganto-simio-gigante-dentadura

Estos molares de Gigantopithecus valen 10 euros, los podéis comprar aquí.

gigantopithecus_giganto-simios-molares

Comparte

6 comentarios en “¿Existieron simios gigantes?”

  1. Buen material para los que quieran defender la existencia del Bigfoot y del hombre del Himalaya… les viene que ni al pelo ;-) … solo que se existinguio hace casi medio millon de años pero bueno, ese es un detalle sin importancia ;-)

    Por cierto, yo tengo un colega de casi 2 metros bastante orangutan… ¿ deberia avisar a los antropologos ? ;-)

    Responder
  2. Para muchos es el origen de las leyendas del Yeti o el Sasquach, también llamado Abominable Hombre de Las Nieves o Pie Grande por los europeos respectivamente. Para los que existen estos animales, tal vez sean la descendencia de aquellos, pero es hasta posible (ya que los ancestros de los indoamericanos provenían de Asia) que los homo sapiens hayan conocido a los últimos representantes de esta especie, y allí nació el mito.

    Responder

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies