Chistes: Habia un…

Una recopilación de chistes tontos de esos de «Había un…»

– Había una vez un niño tan feo, pero tan feo, feo, que un día su mamá lo llevó de camping y en la noche los coyotes prendieron fogatas para que no se les acercara.

– Había un hombre tan pequeño, tan pequeño que para bajar la acera tenia que hacerlo en paracaídas.

– Era una vez un hombre tan, pero tan optimista, que cuando le dio un infarto dijo que era una corazonada.

– Era un hombre tan pequeño que se subió encima de una canica y dijo: ¡El mundo es mío!

– Había una mujer tan, tan gorda, que para darle el abrazo de año nuevo tenían que empezar desde Septiembre.

mujer-gorda

– Había una vez un señor tan flojo, tan flojo, que soñó que estaba trabajando y amaneció cansado.

– Había un tipo feo, pero tan feo tan feo, que cuando nació, la madre le dio la espalda en vez del pecho.

– Había una vez una ciudad tan seca, pero tan seca, que las vacas daban leche en polvo.

– Había una mujer tan gorda, pero tan gorda, que cuando se caía de la cama, se caía de los dos lados.

– Había una vez un chico tan tonto, pero tan tonto, que un día se quedó encerrado en un supermercado y se murió de hambre.

– Había una vez un ladrón tan, pero tan tonto, que cuando robaba una tienda, se llevaba los maniquíes para no dejar testigos.

maniquies_ladron

– Era un hombre, tan feo, tan feo, que lo contrataron para quitar el hipo.

– Había una mujer tan gorda, pero tan gorda, que cuando se pesaba, la balanza decía: Continuará…

– Había una vez un chico tan obstinado, pero tan obstinado que se queria tirar de un edificio de 40 pisos y consiguió uno de 20, y se tiró 2 veces.

– Había una fiesta y una señora dijo: «Vamos a tomarnos una foto sin Flash». Y Flash se molestó y se fue.

– Había una vez un hombre tan pequeño, tan pequeño, que en vez de viajar en metro, viajaba en centímetro.

– Era un hombre tan viejo, pero tan viejo que vio el arcoiris en blanco y negro.

arco-iris

– Erase una vez un hombre tan tacaño, pero tan tacaño, que cuando veía la misa los domingos por la televisión, la apagaba cuando llegaba la parte de las ofrendas.

– Había una vez una señora tan gorda, tan gorda, pero tan gorda, que su ángel de la guarda tenía que dormir en otro cuarto.

– Había una vez un tipo tan negativo, pero tan negativo que un día se desmayó y en lugar de volver en si volvió en NO.

– Había una vez un secuestrador tan tonto, pero tan tonto, que secuestró a toda una familia y luego no tenía a quien pedir el rescate.

– Había una vez una vaca que se comió un vidrio, y la leche le salió cortada.

– Había un hombre tan, tan, pero tan, que se creía campana.

campana

– Había un tipo que se vestía tan mal que le decían la caja fuerte porque no había quien le encontrara la combinación.

– Había una vez una olla que no quería ser olla, y las otras ollas le insistieron y le presionaron tanto para que lo fuera, que hasta se volvió una olla a presión.

– Había un campo tan verde, tan verde verde, que las ovejas menores de dieciocho años no podían entrar.

– Había una vez un hombre tan feo, tan feo, que fue a un concurso de feos y lo perdió por feo.

– Había una vez una señora que tenía un ataque de risa, y otro ataque de risa, y otro ataque de risa… Un día la señora se murió e inmediatamente fue traslada para hacerle la autopsia, ¡y no dieron con el chiste!

– Había una vez un tipo tan tacaño, que se tomó una foto del cuello para abajo para que no le saliera cara.

– Había una vez una mujer tan fea, pero tan fea, que mandó su foto por e-mail y la detectó el «antivirus».

Comparte

9 comentarios en “Chistes: Habia un…”

  1. Habia una vez…. una flauta ke de tanto pitar , y pitar , y pitar se kedo sorda jejejejeejejej me le acabo de inventar a ke mola os kiero pongan mas chistes coñoooooooooooo

    Responder
  2. Era un mendigo tan desgraciado en la vida, que fue a dormir
    a un banco de un parque, y cuando se despertó, le querían
    cobrar intereses.

    Responder

Deja un comentario